Javier Goldfeld - Acompañante

“El camino es la recompensa, como dice el maestro Tabárez. Lo importante es el día a día. Cada persona que conocemos nos abre una puerta a una realidad particular y hay que enfrentarla con voluntad y vocación de servicio”.

Javier Goldfeld - Acompañante

Miembro del equipo profesional de FAMILIA

Javier Goldfeld ingresó al equipo profesional de FAMILIA Acompañantes después de una década de haber trabajado en otras empresas de salud. Además, es padre de dos hijos de 16 y 14 años: "Vivimos los tres solos desde que ellos tenían 8 y 6 años, así que siempre busqué la manera de empatar mis horarios de trabajo con la rutina de la casa".  

En este sentido fue para él una suerte ingresar a FAMILIA. "Yo que trabajé en otras empresas puedo comparar y salta a la vista que nuestro rol de acompañantes no se limita a alcanzar un vaso de agua o tocar el timbre para llamar al personal de Enfermería. La diferencia está en lograr conectar con el paciente y su familia, ser útiles tanto a nivel asistencial como humano y brindar seguridad, respeto y dedicación".

El trato digno y el respeto a la vida son, precisamente, valores vitales que Javier intenta transmitir a los suyos. "Siempre digo que para ser acompañante se necesita tener vocación, tiene que nacer de uno y esa cualidad sumarla al profesionalismo".