Federico Augusto Xiviller Vila (74)

En agosto de 2018 fue hospitalizado por una cirugía programada, que replicó en dos internaciones más. En todos los casos, fue asistido por el equipo profesional de FAMILIA Acompañantes. "Quisiera destacar el respeto que tuvieron al momento de cuidarme".

Federico Augusto Xiviller Vila (74)

Socio de FAMILIA Acompañantes y de la Asociación Española

 

Federico Augusto Xiviller Vila es diplomático de carrera y por motivos laborales tuvo la oportunidad de visitar y vivir en muchos países. Al momento de jubilarse regresó a Uruguay y hace unos años su esposa, Sandra, le propuso sumar -para mayor tranquilidad- el respaldo de un servicio de acompañantes.

Se incorporaron a otra compañía y en el 2015 se trasladaron a FAMILIA Acompañantes, poco tiempo después de su formación. "Nunca lo habíamos usado hasta este año en que Federico se enfermó", reconoció  Sandra. "Fue la primera vez que tuvimos contacto con el equipo de profesionales y la respuesta fue estupenda, tanto en forma telefónica como personalmente. Desde el primer momento".

En agosto de 2018, Federico fue hospitalizado en la Asociación Española por una cirugía programada. Le siguió un período del 5 al 14 de septiembre y finalmente una segunda operación el 25 de octubre.

"Todos se comportaron de manera extraordinaria" aseguró Federico. "Posiblemente unos más dedicados que otros, pero ante todo quisiera destacar el respeto que tuvieron al momento de cuidarme", expresó.

 

Un gran respaldo

 

Ante las dificultades médicas de su esposo, Sandra asegura que fue un gran respaldo contar con el apoyo de FAMILIA. "Queremos principalmente destacar que nosotros somos dos, más allá de que tenemos familiares, pero aquí en el sanatorio somos los dos. Y la verdad es que me sentí muy acompañada, hay funcionarios que realmente se han destacado".

El pronóstico médico de Federico es en la actualidad muy positivo y esperanzador. "Tomamos por suerte las cosas a tiempo", afirmó. Después de vivir los contratiempos e incertidumbres de los últimos meses, el matrimonio logró recuperar la calma y haciendo un balance, no quiso dejar pasar la oportunidad de felicitar a FAMILIA.

"Ojalá que puedan cumplirse los objetivos y que pueda seguir creciendo como empresa y también sus trabajadores".

"Quisiera que la institución continúe haciendo hincapié, dentro de sus objetivos, en el aspecto humano de la persona que cuida, además de la atención específica del enfermo y su familia. El rol de los cuidadores es fundamental y por eso deben ser contenidos y respetados, porque eso hace que las personas vengan con buena disposición a trabajar. Es ese el aspecto selectivo y diferente que nosotros como usuarios de FAMILIA valoramos de este servicio", remató.